Área cultural de Banrepública celebró el Día Internacional de la Paz

La Red Cultural del Banco de la República se unió a la celebración del #DíaInternacionalDeLaPaz, declarado por la #ONU el día 21 de septiembre, como un llamado a comprometernos a promover valores como la tolerancia y el respeto mutuo. Durante este día, desde distintos sectores se adelantan acciones para conmemorar los ideales de paz de cada comunidad y se invita a las partes a encontrar vías no bélicas para la resolución de los conflictos.

Hacer las paces no es solo una tarea de las naciones. Desde #LaPazSeTomaLaPalabra nos unimos a esta celebración recordando algunas de nuestras herramientas para que #HagamosLasPaces entre nosotros, especialmente durante estos tiempos en los que el COVID-19 nos ha afectado a todos como humanidad, pero que también nos ha permitido encontrarnos y forjar lazos de igualdad y solidaridad.

Los niños piensan la paz

Desde 2013, la Subgerencia Cultural del Banco de la República inició un gran proyecto llamado “La paz se toma la palabra”, cuyo objetivo es “Consolidar una red de mediadores que, a través de la apropiación y activación de objetos culturales, contribuya al fortalecimiento de las culturas de paz en el país”. En el marco de esta iniciativa surgió y se desarrolló “Los niños piensan la paz”, un proyecto de lectura y escritura, desarrollado entre 2014 y 2015, cuyo fin fue “Escuchar lo que los niños piensan sobre la paz”. Para tal fin, se desarrollaron talleres pedagógicos en 22 de los 29 centros culturales del Banco de la República, en los que se recogieron las percepciones, definiciones, sueños, imágenes y deseos de los niños colombianos sobre la paz. Estos talleres estuvieron guiados por el escritor Javier Naranjo y la Corporación Rural Laboratorio del Espíritu. El proyecto contó con la participación de cerca de 900 niños y jóvenes.

Como resultado de este proyecto, en 2015 se publicó el libro Los niños piensan la paz, en el que se compila una selección de los testimonios recogidos en los talleres. En palabras de Ángela María Pérez, subgerente cultural del Banco de la República: “Este libro está hecho para que tenga muchos usos. La inocencia inteligente de los niños dibujará sonrisas y su dolor nos avergonzará. Servirá para leerlo a pedazos o completo, para usarlo como fuente de investigación o como lectura que se mantiene en la mesita de noche. Servirá para comentarlo en congresos de sicología, de sociología, de pedagogía, de estudios de paz; o en el almuerzo de familia. Gracias a la metodología de trabajo que explica el editor, maestros y promotores de lectura podrán replicar los talleres con otros niños, pero, ante todo, este libro servirá para invitar a niños y adultos a continuar el diálogo para que entre todos nos permitamos un futuro en el que los niños tengan una realidad diferente para reflejar”.

En su presentación del libro Los niños piensan la paz, el escritor Javier Naranjo expresa “Los niños piensan las armas, las violaciones y los asesinatos en sus barrios. Los niños piensan en el miedo que les da el poder de los adultos que los arrasa y el indecible dolor de las tristezas diarias. La falta de trabajo de sus padres y la ausencia de sus padres. Ellos extrañan a sus abuelos que a veces son los únicos que los acompañan. Sienten la soledad, añoran la visita de sus seres queridos a los albergues de paso donde los dejan, cuando no pueden o no quieren tenerlos, y saben que la guerra empieza con los golpes, los insultos, las agresiones en su hogar, o la indiferencia en
el mejor de los casos. Los niños demandan las presencias cercanas, tutelares, las voces que los corrigen y los “acariñan”, según la bella expresión de un chico, en esa yunta feliz entre caricia y cariño”.

El libro está disponible para el público e su versión digital como parte de la colección del Banco de la República, a la cual se puede acceder a través del siguiente link: http://babel.banrepcultural.org/cdm/singleitem/collection/p17054coll18/id/23

(Comunicaciones Banrepública)

GacetaRegional

Medio de comunicación impreso y digital del Nororiente Colombiano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *