Concurso ‘Patrimonio Activo’ permitirá conocer bienes culturales de Cúcuta

Por Luz Marina Perozo

Un interesante conversatorio se desarrolló alrededor del proyecto “Aquí, allá y acullá”, presentado por Corpatrimonio y liderado por la arquitecta María Teresa ‘Tita’ Vela Vicini, el cual ganó la convocatoria del Ministerio de Cultura Comparte lo que somos para rescatar la memoria histórica de cuatro Bienes de Interés Cultural (BIC) del Centro Histórico de Cúcuta.

Estos BIC son: la Quinta Teresa, el Palacio de la Gobernación, la Torre del Reloj y la Biblioteca Pública Julio Pérez Ferrero. Durante la presentación del proyecto, en el marco de la Fiesta del Libro de Cúcuta (Flic) 2020, Tita Vela estuvo acompañada por los arquitectos Luis Albarracín, Arturo Cogollo y Fabián Mena.

Arquitecta Tita Vela.

Al contextualizar sobre los antecedentes históricos de Cúcuta, Luis Albarracín destacó la relación que había con Pamplona, Maracaibo (Venezuela) y otras regiones en el siglo XIX, cuando Cúcuta tenía un comercio floreciente con el mundo a través del Lago de Maracaibo por donde se exportaba el cacao y el café que se producía en Norte de Santander.

“En 1875 sucede el Terremoto de Cúcuta que devastó la ciudad, y para su reconstrucción fue muy importante el aporte de venezolanos y colombianos del Gran Santander, así como de inmigrantes  italianos, alemanes, sirio-libaneses y hasta de la Corona Británica”, explicó el arquitecto.

Antiguo Hospital San Juan de Dios

La Biblioteca Pública Julio Pérez Ferrero fue el antiguo Hospital San Juan de Dios, fundado en 1819. Es un complejo de edificios que abarca toda la manzana y datan de varias épocas. Es la biblioteca más grande de Colombia en su planta física, con 4.700 metros cuadrados de servicios culturales, entre auditorios, salas de lectura, salas de archivo, galerías y plazoletas.

En el siglo XIX allí  estuvieron el manicomio, la Clínica Infantil, el Hospital San Juan de Dios y la morgue. Los edificios más nuevos dan hacia el parque Colón, e incluye la capilla del Carmen. El edificio se reconstruyó después del Terremoto de Cúcuta y la dotación del Hospital la hizo Inglaterra. La arquitectura de las fachadas refleja la sobriedad, austeridad y pragmatismo. Son construcciones con poca ornamentación y funcionales, de grandes alturas entre el piso y el techo.

La Quinta Teresa

Fue construida en 1893 por Domingo Díaz con el auspicio de Cristian Andressen, quien la encargó  para su esposa, la cucuteña Teresa Briceño. Es una de las quintas más sofisticadas de Colombia para esa época. Andressen fue un célebre hombre de negocios de origen alemán, exportador de café  y su actividad económica en Maracaibo, Cúcuta, el Táchira y Bucaramanga, fue muy fructífera. Esta quinta representa ese próspero comercio de inicios del siglo XIX.  

Pasaron muchas décadas para que la Quinta Teresa fuera restaurada y entregada en 2015 a los cucuteños y nortesantandereanos que hoy disfrutan de este centro de exposiciones, conciertos, eventos culturales, sociales, y muy vinculada al Centro Histórico de Cúcuta.

La Cúpula Chata

El Palacio de la Gobernación de Norte de Santander se construyó entres 1914 y 1924. Es uno de los pocos edificios hechos en la época para el gobierno territorial. Tiene una cúpula que fue traída de Nueva York y está ubicada en una esquina. El edificio sufrió un incendio en 1989 y se perdieron los entrepisos de madera.

Por medio de fotografías se pudo reconstruir la edificación con el diseño original pero con tecnologías actuales. En la restauración se fabricaron en la región los baldosines del piso, los cielorasos y las cubiertas metálicas de acuerdo con piezas originales conservadas.

Torre del Reloj

Era una casa de habitación que se construyó para Rafael Colmenares a inicios del siglo XIX en bahareque y tapia pisada. En 1923 la adquirió la Electrificadora de Norte de Santander por parte del gerente Adrián Fernández. La torre consta de seis niveles y una fachada de estilo neoclásico y cualidades estéticas destacadas.

Se construyó después del Terremoto de Cúcuta. El reloj es importado y sonó durante muchos años marcando las horas y era punto de referencia para cucuteños y visitantes. En 1960 llegó a esta edificación la Casa de la Cultura. En 1982 se reconoce como Monumento Nacional y en 2003 como Bien de Interés Cultural de carácter nacional.

Tita Vela recordó que en Cúcuta hay 53 Bienes de Interés Cultural y muchos de ellos se pueden aprovechar a nivel turístico.

Por su parte, Arturo Cogollo expresó que “la falta de conocimiento acerca de estos bienes culturales radica en que no se ha divulgado suficientemente su historia. Creo que un componente muy grande para entender esta situación fue la manera abrupta como ilustres comerciantes extranjeros que estaban radicados en Cúcuta tuvieron que salir de la ciudad durante la Primera y Segunda Guerra Mundial, para regresar a sus países de origen, sin dejar descendientes en estas tierras. Por eso, casi no hay información, ni fotografías. Esa sería una de las causas por las que hay una desconexión con el pasado de la ciudad”, puntualizó el arquitecto.

Concurso Patrimonio activo

La estrategia de comunicación del proyecto “Aquí, allá y acullá” comprende el concurso denominado ‘Patrimonio Activo’, en el cual pueden participar niños, jóvenes y adultos durante los meses de septiembre y octubre de 2020, a través de las redes sociales, inscribiéndose en el siguiente enlace: https://bit.ly/2QTIWN2

Tita Vela invitó a todos los cucuteños y residentes en la ciudad a participar. “Premiaremos cuatro categorías: Gif animado, dibujo a mano alzada, fotografía y categoría infantil técnica libre. Se entregarán $500.000 al ganador de cada categoría, y para el segundo y tercer lugar una edición del libro Ferrocarril de Cúcuta.

GacetaRegional

Medio de comunicación impreso y digital del Nororiente Colombiano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *