Trazas de crudo cayeron al río Socuavó, en Tibú, por válvula ilícita en el Oleoducto Caño Limón Coveñas

Ecopetrol confirmó la tarde del sábado la presencia de una válvula ilícita en el oleoducto Caño Limón-Coveñas, en la vereda Miramontes del municipio de Tibú.

El plan de contingencia fue activado desde el viernes a las 5:30 p.m. cuando se conocieron las primeras versiones de la comunidad en las que se informaba derrame de crudo en caño Negro, vereda Versalles del municipio de Tibú, cercano al sitio de los hechos.

Varias barreras preventivas fueron ubicadas sobre el río Socuavó. En el lugar se encontró una válvula ilícita con extensión en manguera de 700 metros y residuos de crudo en su parte final, que al parecer cayeron al caño más cercano, donde aún permanecen algunas trazas.

Ecopetrol rechaza las acciones delincuenciales que afectan sistemáticamente la infraestructura petrolera, el medio ambiente y las comunidades cercanas. En el transcurso del año, el oleoducto Caño Limón-Coveñas ha sido afectado por 126 válvulas ilícitas para el apoderamiento de hidrocarburos.

(Comunicaciones Ecopetrol)

GacetaRegional

Medio de comunicación impreso y digital del Nororiente Colombiano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: