URT desembolsó recursos a beneficiario de Cúcuta para fortalecer proyecto productivo

Cumpliendo con todas las medidas de bioseguridad y respetando la distancia entre el personal, como reglas esenciales para evitar contagios de la COVID-19, la Unidad de Restitución de Tierras (URT) Territorial Norte de Santander, ha continuado con labores a favor de los solicitantes y beneficiarios del proceso restitutivo en la región.

En esta ocasión, se trata del desembolso de recursos económicos a los beneficiarios, quienes así fortalecen sus proyectos productivos, como el caso de Fernando Orozco, quien pudo cumplir todo el proceso y trámites documentales para contar con un nuevo aporte pues recibió su primer desembolso el pasado mes de enero.

En diciembre de 2018, Fernando Orozco y su esposa junto a sus hijos, fueron notificados por un Juez Especializado de Restitución de Tierras de Cúcuta, como beneficiarios de restitución de tierras por medio de una sentencia que contempló un proyecto productivo consistente en ganadería de levante y ceba, el cual debe fortalecerse con los desembolsos económicos consignados por la Unidad a través del Banco Agrario.

Los dos predios restituidos, que representan 50 hectáreas en total, están ubicados en zona rural de Cúcuta, donde el objetivo de esta familia es la compra de 15 novillos de raza Cebú, además del fortalecimiento pecuario de su predio, que cuenta con el aporte de la URT para la alimentación de 15 camuros comprados por el beneficiario.

Esto les ha permitido a los beneficiarios convertirse en distribuidores de carne en canal para comercializarla en la central de abastos de Cúcuta, generando una estabilización económica para el hogar.

Parte de los hechos victimizantes de Fernando Orozco y su familia se remontan a 1997, cuando fueron amenazados y extorsionados por grupos paramilitares y guerrilleros. Esto originó su desplazamiento en 1999, salieron de su predio y decidieron irse a Armenia, Quindío –de donde son oriundos- resultando afectados por el terremoto de la época.

En 2003, Fernando regresó a Cúcuta para trabajar y, tiempo después, conoció de la labor de la Unidad de Restitución de Tierras, por lo que tomó la decisión de solicitar la restitución del predio que tuvo que dejar por la violencia.  

El director de la Unidad de Restitución en Norte de Santander, Edward Álvarez, al respecto agregó que “se tiene proyectado generar 25 desembolsos más en los próximos dos meses, de acuerdo al cronograma establecido y a lo contemplado por el Gobierno Nacional por las medidas de prevención de la COVID-19, para fortalecer los proyectos productivos de beneficiarios de los municipios de Ocaña, Arboledas, Bochalema, Cúcuta y Tibú”.

Los procesos de restitución, además de ayudar a las víctimas en el retorno a sus tierras con el programa de proyectos productivos, buscan generar una genuina reparación que incluye la generación y apoyo de emprendimientos, logrando así transformar vidas de las víctimas de la violencia en Colombia.

(Comunicaciones URT NDS)

GacetaRegional

Medio de comunicación impreso y digital del Nororiente Colombiano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *